Nuestras raíces

El movimiento Wake Up está inspirado en la antigua tradición budista de prácticas y sabiduría milenarias, que ayudan a cultivar la comprensión y el amor. No obstante, no basamos nuestra práctica en creencias o ideologías dogmáticas. El espíritu de nuestra práctica es cercano al espíritu de la ciencia, ya que ambos nos ayudan a cultivar una mente amplia y sin discriminación.

No tienes que ser budista para unirte. Honramos las diversas raíces espirituales y culturales de todos, por lo que puedes unirte siendo católico, judío, musulmán o como parte de cualquier tradición espiritual o religiosa a la que pertenezcas, e incluso como agnóstico o ateo.

Nuestro maestro, el Venerable Maestro Zen Thich Nhat Hanh, es conocido reconocido a nivel mundial por su mensaje de paz e inclusión hacia todos los seres: humanos, animales, vegetales y minerales. Es respetado por muchos líderes y comunidades espirituales por su ejemplo de vida al servicio de la humanidad, y por sus enseñanzas amorosas y accesibles a todo mundo.

Wake Up busca mantener la laicidad de nuestra práctica, y estamos comprometidos a no idolatrar o atarnos a ninguna doctrina, teoría o ideología, ni siquiera a las budistas. La enseñanzas sólo son guías que nos ayudan a desarrollar nuestra comprensión y compasión. Nos entrenamos para mirar todo con apertura y la visión del interser, con el fin de contribuir a transformar el sufrimiento en nosotros y en el mundo.